Lactancia Materna

¿Por qué mi bebé no quiere pegarse al pecho? ¿qué hacer?

By 25 December, 2018 No Comments

“Mi bebé no quiere pegarse al pecho”… Siempre he pensado que una madre que diga esa frase está pasando la dificultad más dura en la lactancia…

…Porque todas las demás dificultades (de dolor o peso del bebé por ejemplo) son en gran medida, físicas. Sin embargo, cuando un bebé no quiere pegarse al pecho la madre usualmente se siente, de igual manera, rechazada. Haciendo que esa connotación emocional haga aún más duro superar el obstáculo.

La buena noticia es que SÍ, el rechazo sí tiene solución y puedes hacer que se enganche poco a poco.

Para tí que me lees y estás pasando por esto, sólo necesitas saber una cosa:

No es que tu bebé no quiere pegarse al pecho, es que no sabe hacerlo

(lo cual es MUY diferente y no tiene NADA que ver contigo, no has hecho nada mal)

Así que entendiendo que el problema no es que tu bebé “no quiere”, sino mas bien que “no sabe”, podemos dirigir nuestra energía a solucionarlo enseñándole lo que debe hacer. Pero, como todo aprendizaje, este es un proceso de ensayos y errores. Es normal que demos un paso hacia adelante y dos hacia atrás. Es decir, requiere dedicación, paciencia, confianza y persistencia.

Por esa razón, ante cualquier mínimo rechazo por parte del bebé, siempre recomiendo contar con una asesora en lactancia que te guíe, te apoye, te dé aliento y te motive a seguir. Usualmente, superar estas situaciones solas no es fácil así que es mejor hacerlo acompañadas.

Entonces, ¿qué debo hacer para solucionar? – Pasos para relactar

  • Asegurar tu salud mental. Con esto me refiero, contar con el apoyo de tu pareja o familia, idealmente que te acompañe una asesora certificada- Debes sentirte segura y que alguien te responda tus dudas… Además, entender que lo que estás viviendo es un obstáculo, no un fracaso de tu lactancia. Necesitas mucha fuerza interna para seguir adelante
  • Asegurar la nutrición de tu bebé. NADA DE DEJAR CON HAMBRE AL BEBÉ. No podemos caer en “estrategias” de decir: “lo que hay es teta, si tiene hambre la agarrará”. De nuevo, no es que no quiere, ni que es caprichoso, simplemente no sabe lo que tiene que hacer.
  • Nadie tiene que sufrir. El camino para regresar a un bebé al pecho no tiene que involucrar llantos y sufrimiento por parte de ninguno. Ni el bebé se debe quedar de hambre y llorar, ni la mamá debe sufrir el proceso, sino asumirlo con la mayor calma posible (por eso es tan importante el apoyo)
  • Tratar de descubrir la causa: algunas causas pueden ser:
    • No se realizó el contacto piel con piel (o no se hizo adecuadamente) – Revisa más sobre esto aquí
    • El bebé tenga alguna dolencia física producto del parto que no le permite “concentrarse” en el enganche
    • No tenemos una postura y agarre adecuados (no se imaginan el impacto que tiene el colocar bien al bebé, de eso depende que se sienta cómodo y que logre sacar leche, si no está “bien puesto” es posible que rechace el pecho)
    • Presencia de frenillo lingual corto, que no le permite extraer la leche y por eso se aleja.
    • Un reflejo de eyección muy fuerte (que la leche sale con potencia) y molesta al bebé
    • El bebé tiene la llamada “Confusión de pezón” por haber recibido biberónes y/o chupones haciendo que no entienda como succionar el pecho.

¿Estás pasando por alguna de estas causas?

Te ofrezco un diagnóstico gratuito

 

Una vez que entendamos la causa podemos acercarnos a la resolución del rechazo

  • Tener en cuenta el grado de aversión: no es lo mismo, ni se maneja igual un bebé que se acerca al pecho pero no mama a uno que ni tolera que lo pongan en posición para amamantar. Si es de los casos “más graves” debemos trazarnos objetivos pequeños como acercarlo al pecho y que no llore (no pretender que estará comiendo en el primer intento)
  • Empezar lo antes posible: ten en cuenta que mientras menor sea tu bebé será más facil lograr que se agarre al pecho. Así que lo mejor es no perder el tiempo.
  • Eliminar las interferencias: aún cuando el motivo no sea necesariamente la confusión de pezón, si nuestro bebé no se alimenta del pecho, hay que ofrecerle la leche para que se alimente. Lo ideal es evitar los biberones y no usar chupones.
  • MUCHO CONTACTO PIEL CON PIEL: este contacto íntimo es lo que ayuda a tu bebé a “reencontrarse con su instinto”, así que nunca es demasiado. Tenlo en brazos, duerme con él, hagan todo muy muy cerquita.

  • Ofrecer el pecho muy seguido, pero sin ser pesadas. Es así como seducir a tu bebé, nada de imponerle que coma o meter el pecho a la fuerza.
  • Conjugar la succión al pecho con la alimentación: muchas veces,el bebé se logra prender al pecho pero no logra coordinar la succión para extraer la cantidad de leche que quiere/necesita. Así que en esos casos, en los que hay algo de succión, ayuda mucho tener una manera de ofrecer la leche “a la vez” del pecho. Por ejemplo:
    • Usando un relactador (que los venden listos o puedes hacerlo en casa) y consiste en colocar una sonda muy delgada desde tu pezón hasta un envase o biberón con el alimento. De modo que, cuando el bebé se engancha, va saliendo leche por la sonda a un ritmo más rápido
    • A través de una jeringa directo en la boca del bebé: para esta estrategia, necesitarás ayuda de alguien. Consiste en colocar la punta de la jeringa e ir dispensando la leche a medida que succiona.
    • Con un gotero: a cuenta gotas ir dejando caer leche por un lateral de la boca del bebé para que la trague durante la succión.

Al ofrecer la leche de esta forma, logramos ahorrar tiempo ya que nos aseguramos de complementar, a la vez que estimula el pecho y se habitúa a la succuón del mismo.

Sin embargo, mientras no esté “comiendo bien” del pecho, es importante mantener la suplementación por un lado y la estimulación del pecho por el otro. Incluso si ves muy poca leche, sigue adelante y extraete que eso mantendrá a tu cuerpo produciendo leche (aunque no la veas)

Te ofrezco un diagnóstico gratuito

Relactador caseros:

Resultado de imagen para relactador

Imagen tomada de;: https://pezonesinvertidos.com/lactancia-inducida/

Rlactador comercial

Imagen tomada de: http://www.crianzafeliz.com.ar/2018/07/16/relactacion-recuperar-la-lactancia-materna/

 

¿Que viene primero? ¿La teta o el suplemento?

Depende. Idealmente debemos percatarnos de las señales tempranas de hambre para amamantar.  Si no tiene succiones eficientes, ofrecer luego el complemento. Sin embargo, si está muy hambriento y llorando mucho, es mejor ofrecer la mitad del complemento. Luego le damos pecho y después el restante. Aunque si tiene mucha hambre, también puedes valorar darle todo el complemento y probar nuevamente en la siguiente toma

El proceso de relactancia es lento, requiere de mucha paciencia y motivación. Por eso el apoyo y guía de una asesora es básico. Así nos ayuda a no estar tan inseguras y saber cuánto complemento ofrecer y cómo.

No es fácil pero si se puede!

Espero que este post te ayude a avanzar con tu bebé

¡Mucha suerte!

 

 

 

Leave a Reply